Hiperparatiroidismo

El hiperparatiroidismo es el exceso de la hormona paratiroidea en el torrente sanguíneo ocasionado por la hiperactividad de una o más de las cuatro glándulas paratiroides. Estas glándulas tienen el tamaño aproximado de un grano de arroz y se ubican en el cuello.

Las glándulas paratiroides producen la hormona paratiroidea, que ayuda a mantener un equilibrio adecuado de calcio en el torrente sanguíneo y en los tejidos que necesitan calcio para funcionar de manera adecuada.

Existen dos tipos de hiperparatiroidismo. En el hiperparatiroidismo primario, el agrandamiento de una o más de las glándulas paratiroides provoca la superproducción de la hormona, lo que da lugar a niveles altos de calcio en sangre (hipercalcemia), que, a su vez, puede generar distintos problemas de salud. El tratamiento más frecuente para el hiperparatiroidismo es la cirugía.

El hiperparatiroidismo secundario se produce como resultado de otra enfermedad que, inicialmente, causa la disminución de los niveles de calcio en el cuerpo y, con el tiempo, el aumento de la hormona paratiroidea.

Síntomas

Por lo general, el hiperparatiroidismo se diagnostica antes de que los signos o síntomas del trastorno sean evidentes. Cuando se manifiestan los síntomas, estos son el resultado de daño o disfunción en otros órganos o tejidos debido a altos niveles de calcio que circulan en la sangre y la orina o muy poco calcio en los huesos.

Los síntomas pueden ser graves o tan leves e inespecíficos que no parecen estar relacionados con la función paratiroidea en absoluto. La variedad de signos y síntomas comprende:

  • Huesos frágiles que pueden fracturarse con facilidad (osteoporosis)
  • Cálculos renales
  • Orina excesiva
  • Dolor abdominal
  • Cansancio o debilidad rápido
  • Depresión o falta de memoria
  • Dolor en los huesos y las articulaciones
  • Quejas frecuentes de enfermedad sin causa aparente
  • Náuseas, vómitos o pérdida de apetito

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si tienes algún signo o síntoma de hiperparatiroidismo. Diversos trastornos pueden ocasionar estos síntomas, algunos con complicaciones graves. Es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso así como un tratamiento adecuado.

Causas

El hiperparatiroidismo es causado por factores que incrementan la producción de la hormona paratiroidea.

Las glándulas paratiroides mantienen niveles adecuados de calcio y fósforo en el cuerpo mediante la activación y desactivación de la secreción de la hormona paratiroidea, similar al modo en el que un termostato controla un sistema de calefacción para mantener una temperatura de aire constante. La vitamina D también ayuda a regular la cantidad de calcio en la sangre.

Normalmente, este mecanismo de equilibrio funciona bien. Cuando los niveles de calcio en la sangre bajan demasiado, las glándulas paratiroides segregan suficiente hormona paratiroidea para restablecer el equilibrio. La hormona paratiroidea eleva los niveles de calcio mediante la liberación de calcio de los huesos y el aumento de la cantidad de calcio que absorbe el intestino delgado.

Cuando los niveles de calcio en la sangre son demasiado altos, las glándulas paratiroides producen menos hormona paratiroidea. Sin embargo, a veces una o más de estas glándulas producen demasiada hormona, lo que provoca niveles anormalmente altos de calcio (hipercalcemia) y niveles bajos de fósforo en la sangre.

El calcio mineral es mejor conocido por su función de mantener los dientes y huesos sanos. Pero el calcio tiene otras funciones. Ayuda en la transmisión de señales en las células nerviosas y participa en la contracción muscular. El fósforo, otro mineral, trabaja junto con el calcio en estas áreas.

Según la causa, este trastorno puede dividirse generalmente en dos tipos. El hiperparatiroidismo puede ocurrir debido a un problema con las glándulas paratiroides (hiperparatiroidismo primario) o debido a otra enfermedad que afecta la función de las glándulas (hiperparatiroidismo secundario).

Hiperparatiroidismo primario

El hiperparatiroidismo primario ocurre a causa de algún problema con una o más de las cuatro glándulas paratiroides:

  • Un crecimiento no canceroso (adenoma) en una glándula es la causa más frecuente.
  • El agrandamiento (hiperplasia) de dos o más glándulas paratiroides representa la mayoría de los casos.
  • Un tumor canceroso (maligno) es una causa poco frecuente de hiperparatiroidismo primario.

El hiperparatiroidismo primario generalmente ocurre al azar, pero algunas personas heredan un gen que causa el trastorno.

Hiperparatiroidismo secundario

El hiperparatiroidismo secundario es el resultado de otra enfermedad que disminuye los niveles de calcio. Por consiguiente, las glándulas paratiroides trabajan en exceso para compensar la pérdida de calcio. Los factores que pueden contribuir al hiperparatiroidismo secundario comprenden:

  • Deficiencia grave de calcio. Es posible que el cuerpo no obtenga la cantidad de calcio suficiente de tu dieta, a menudo porque el aparato digestivo no absorbe el calcio de esta.
  • Deficiencia grave de vitamina D. La vitamina D ayuda a mantener los niveles adecuados de calcio en la sangre y esta ayuda al aparato digestivo a absorber calcio de los alimentos.El cuerpo produce vitamina D cuando tu piel está expuesta al sol y consumes un poco de vitamina D en los alimentos. Si no obtienes demasiada vitamina D, es posible que los niveles de calcio desciendan.
  • Insuficiencia renal crónica. Los riñones convierten la vitamina D en una forma que el cuerpo puede utilizar. Si los riñones funcionan de forma deficiente, la vitamina D utilizable podría declinar y los niveles de calcio bajar. La insuficiencia renal crónica es la causa más frecuente de hiperparatiroidismo secundario.

Factores de riesgo

Puedes tener más riesgo de hiperparatiroidismo primario si se cumple alguna de estas condiciones:

  • Eres mujer y has atravesado la menopausia
  • Has tenido una insuficiencia grave y prolongada de calcio o vitamina D
  • Tienes un trastorno hereditario y poco común, como neoplasia endocrina múltiple tipo 1, que suele afectar varias glándulas
  • Has recibido tratamiento para el cáncer y el cuello estuvo expuesto a la radiación
  • Has tomado litio, un medicamento que se usa con mayor frecuencia para tratar el trastorno bipolar

Complicaciones

Las complicaciones del hiperparatiroidismo se relacionan, principalmente, con el efecto a largo plazo de bajo nivel de calcio en los huesos y alto nivel de calcio en el torrente sanguíneo. Las complicaciones frecuentes comprenden:

  • Osteoporosis. La pérdida de calcio suele dar lugar a huesos débiles y frágiles que se fracturan con facilidad (osteoporosis).
  • Cálculos renales. El exceso de calcio en la sangre puede provocar un exceso de calcio en la orina, que puede causar la formación de depósitos pequeños y duros de calcio y otras sustancias en los riñones. Por lo general, un cálculo renal provoca dolor considerable cuando pasa a través de las vías urinarias.
  • Enfermedad cardiovascular. Aunque aún se desconoce el vínculo exacto de la causa y el efecto, los niveles altos de calcio se asocian con enfermedades cardiovasculares, como presión arterial alta (hipertensión) y ciertos tipos de enfermedades cardíacas.
  • Hipoparatiroidismo neonatal. El hiperparatiroidismo grave y no tratado en mujeres embarazadas puede ocasionar niveles peligrosamente bajos de calcio en los recién nacidos.

 

 

 

 

* Esta información ha sido tomada de MayoClinic. Los derechos de autor pertenecen exclusivamente a  Mayo Foundation for Medical Education and Research. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/hyperparathyroidism/symptoms-causes/syc-20356194